Sicilia, una isla de cine

Se apagan las luces del cine, empieza la película y te sumerges en la magia de esa historia tan impresionante que te deja fascinado…pero, un momento, ¿ese lugar lo conozco? ¡Yo he estado allí! ¿Cuántas veces te ha ocurrido una situación parecida? Porque no  hay nada más fascinante que descubrir ese lugar de esa mítica escena en la que vuestro héroe consigue su momento de gloria, hoy descubrimos Sicilia desde la mágica mirada del Séptimo Arte. ¡Silencio, se rueda!

Sagesta

Sicilia, la isla más grande del Mediterráneo, tierra de encrucijadas y mitos, de cambiantes civilizaciones y cultura ancestral. Un espacio triangular de apenas 25.000 kilómetros cuadrados que recoge un innumerable conjunto de atractivos turísticos, desde su capital Palermo, pasando por Agrieto, visitando el Valle de los Templos y continuando por Siracusa, el gran centro arqueológico greco-romano hasta Catania, situada a las faldas del Etna o Taormina, la bella región que se alza sobre el mar. Un litoral de 1.000 kilómetros de acantilados y playas de arena, de inmensas plantaciones de olivares y almendros, bordeando huertos de cítricos; a los que se contrapone el paisaje seco y pedregoso del interior, compuesto de colinas y altiplanos áridos.

Isola bella Taormina

¿Qué ver entre todo lo que nos ofrece Sicilia? Desde Politours  te mostramos la isla más bella del mediterráneo desde 5 películas míticas, disfruta con nosotros:

Empezamos de la mano de Visconti y una de sus obras maestras, El Gatopardo. Que mejor que realizar esta adaptación de la novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa, sobre la historia del príncipe de Salina, que escoger Palermo como localización principal.

Gatopardo

Palermo posee una atmósfera que rezuma decadencia y una magia que hace honor a su leyenda y uno de los mejores museos de esta isla, el Museo Arqueológico. Destaca la Chiesa del  Gesú, de estilo barroco, con una viva decoración en mármol de motivos florales y figurativos. Es esta iglesia uno de los enclaves fundamentales de la película de Viscoti, donde nuestro protagonista acabará tras recorrer en carroza las calles de Palermo.

Calle de Palermo

Chiesa del Gesú,  Palermo

De Palermo nos dirigirnos a un pueblo mítico siciliano, Palazzo Adriano, transformado en el mágico Giancaldo de la inolvidable película de Giuseppe Tornatore, Cinema Paradiso.  Palazzo Adriano, un pequeño pueblo del interior con poco más de 2.000 habitantes, se alza a 680 metros por encima del nivel del mar sobre la cadena montañosa que recorre el interior de la isla.  De entre sus atractivos turísticos, destaca su gran plaza principal, con dos iglesias enfrentadas del siglo XVIII, la católica Chiesa Della Madonna del Lume y frente a la ortodoxa Chiesa di Maria Santissima Assunta.

Cartel de Cinema Paradiso

Escena de Cinema Paradiso

Plaza Central de Palazzo Adriano

Recorremos las carreteras sicilianas en busca de nuestro siguiente destino, Ragusa, pues fue allí donde se rodó Divorcio a la italiana  en 1962. Las calles empinadas y laberínticas, las casas despeñándose casi por las colinas, forman parte del paisaje típico de la ciudad de Ragusa, situada sobre una colina de caliza entre dos hondos valles, Cava San Leonardo y Cava Santa Doménica.

Cartel de Divorcio a la Italiana

Escena de Divorcio a la Italiana por las calles de Ragusa

El municipio de Ragusa posee un paisaje que alterna el marrón de los campos recién arados y el brillante verde de los nuevos cultivos. Un paisaje que se extiende entre las alturas y los valles de los Iblei, con profundos cañones erosionados por las aguas de los arroyos, hasta la espléndida costa, con las ciudades de Scoglitti y Pozzalo a la cabeza. La costa ragusana, ideal para perdernos entre los altos arrecifes y largas costas doradas de arena muy fina frente al Mediterráneo.

Calles de Ragusa

Pozzalo, Ragusa

Y surcando las aguas, aterrizamos en las islas Eolias, donde se rodó El cartero (y Pablo Neruda)  en 1995. Aunque contó  con  actores italianos  como Massimo Troisi, María y Grazia Cucinotta recrea  el  Chile del  preludio al golpe  de  estado.  Las Eolias, ese bello archipiélago declarado Patrimonio de la Humanidad en 2000,  lo conforman las islas: Lípari, Vulcano, Salina, Stromboli, Filicudi, Alicudi y Panarea. Es en Santa María Salina en dónde se produce uno de los atardeceres más espectaculares de todos los amantes de la poesía de Neruda y la película de Michael Radford. Concretamente en Pollara, en la localidad de Malfa, con su playa de piedras volcánicas ¡Imprescindible hacer la típica foto en la puesta de sol! Una curiosidad de rodaje de esas que tanto gustan a los amantes del cine, el inolvidable Mássimo Troisi falleció al día siguiente de finalizar el rodaje.

El cartero (y Pablo Neruda)

Impresionante playa de El cartero (y Pablo Neruda)

Puesta de sol en Pollara

Terminamos nuestro viaje por la Sicilia cinematográfica con el Padrino. Todos los cinéfilos sabrán que Sicilia es la patria de Vito Corleone, el protagonista de El Padrino. En la ficción que nos narra la saga transcurre en el pueblo de Corleone, ese bello pueblo medieval situado en la montaña, donde Coppola no pudo rodar por un turbio asesinato ocurrido en la zona. Ante tal percance, el cineasta eligió dos pequeños pueblos situados en el litoral: Forza D’Agro y Savoca.

Empecemos en Savoca, una población de poco más de 1.600 habitantes situada a unos 300 metros sobre el nivel del mar. Entre las construcciones de este pequeño pueblo destaca la Iglesia de Santa Lucía, construida en 1465. En esta iglesia, con aspecto de fortaleza,  Francis Ford Coppola rodó la boda entre Michael Corleone (Al Pacino) y Apolonia en en 1971. Podemos recorrer el mismo camino que hicieron Michael, su esposa y sus amigos hasta llegar al bar del padre de Apolonia en El Padrino, el Bar Vitelli, que recibe el mismo nombre en la ficción que en la realidad. Es en su terraza donde se rodó la pedida de mano de Michael Corleone y Calo al señor Vitelli.

Bar Vitelli en Savoca

Forza D´Agro, con su imponente perfil medieval y su situación privilegiada en lo alto de una colina, se encuentra a 10 kilómetros al norte de Taormina. Este pueblo fue el escenario principal para la mayoría de escenas del episodio de El Padrino en que Michael Corleone se esconde tras asesinar al capitán de policía Mark Mc Cluskey y al mafioso Virgil El Turco Sollozzo como venganza del intento de asesinato de su padre. La fuente de la plaza central de Forza D´Agro, fue otro de los escenarios elegidos para la escena de la boda de la primera película de la saga. Guiño al cinéfilo empedernido: En esta misma plaza, imprescindible entrar en el pequeño café  que alberga en sus paredes una foto de Al Pacino durante el rodaje de El Padrino III.

Iglesia de Forza D´Agro de El Padrino II

Forza D´Agro

Desde esta plaza, unas espectaculares escaleras nos conducen hasta la iglesia llamada Madre di Forza D´Agro, que fue utilizada en la tercera parte de la saga para filmar las escenas en las que Michael Corleone le enseña a su ex mujer Kay Adams (Diane Keaton) el pueblo donde nació.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s