Qué hacer y qué no en la comida italiana

Pasta

Si tienes un amigo italiano y ves que empieza a echar humo por las orejas cuando ve que has hecho un sacrilegio culinario con alguno de sus platos típicos, échate a temblar. Si no quieres ser atacado por un rodillo de amasar a manos de un habitante del país transalpino, encomiéndate al dios de la pasta y la pizza y lee atentamente estas recomendaciones:

  • Por muy fan del queso parmesano que seamos,  jamás de los jamases se nos ocurra ponerlo de acompañamiento para todos los platos de pasta. Los italianos te considerarán un marciano verde si cometes tal atentado contra una de sus máximas culinarias. Lo mejor, pregunta antes de condimentar el plato.
  • Aunque seas lo más fino de este mundo, nunca bajo ningún concepto comerás la pizza con cuchillo y tenedor, aunque sepas a ciencia cierta que se te caerá y te mancharás seguro.

La pizza siempre con la mano

  • Si te gusta juntar la pasta o el arroz con otra comida como acompañamiento, ni se te ocurra intentarlo en Italia. El arroz o la pasta, siempre son platos únicos. Además, el llamado “contorno” (ensalada, patatas fritas), que se utiliza como acompañamiento de los platos principales se sirve después del plato principal, no a la vez.
  • Si te decimos que en Bolonia no se hacen espaguetis a la boloñesa te puedes quedar de piedra. Y no es porque la salsa más famosa de Italia sea un invento extranjero, es que en la receta original nunca se junta con espagueti, sino con «tagliatelle». Como el parmesano, cada oveja con su pareja.

Tagliatelle alla bolognese

  • La salsa carbonara jamás se hace con nata, la original sólo lleva huevo. Otro invento extranjero.
  • Qué rico el capuchino, con su espuma y su chocolate espolvoreado por encima… Este rico brebaje de los dioses sólo se puede tomar por la mañana, el resto del día espresso. Si un italiano te ve con un café más allá de la hora del desayuno, sólo te dirá: ¡Sólo los niños beben leche por las tardes!

Capuchino sólo para desayunar

  • Nunca se te ocurra usar kétchup en lugar de salsa de tomate, antes come los espagueti con un chorrito de aceite y ajo. Increíblemente sencillo y delicioso.
  • La ensalada césar no es un plato tradicional, ni típico ni nada, aunque sea un básico en toda carta de un restaurante italiano en cualquier parte del mundo mundial. Su nombre no proviene de ningún emperador romano, sino de Caesar Cardini, el chef italiano que lo creó.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s