10 cosas que seguro no sabías de Rusia

Puede que para ti Rusia sólo sea el país del vodka, el frío, los gorros ushanka y una familia de zares complicada. Hoy te contamos unas cuantas curiosidades sobre el país más extenso del mundo, para que no te quedes en blanco si alguna vez te preguntan sobre Rusia, que sabemos que esas cosas pasan…

1.  Para empezar a conocer la Federación Rusa nada mejor que unos datos impactantes: Es el país que limita con más países (un total de 16), y el que tiene las fronteras más extensas. Con sus más de 142 millones de habitantes, es el noveno país en población mundial y posee las mayores reservas de recursos forestales y la cuarta parte de agua dulce no congelada del mundo.

Rusia

2.  ¿Te suena la Catedral de la Intercesión de la Virgen junto al foso? O lo que es lo mismo, la Catedral de San Basilio, que nadie reconoce por su verdadero nombre. Es el gran símbolo de Rusia ¿quién no piensa en el país soviético y recuerda sus bellos colores, sus torres y formas lobulares? Pertenece junto con el Kremlin, la Torre del Salvador y la Iglesia de San Juan Bautista a la súper conocidísima Plaza del Kremlin, parada turística obligatoria que merece foto. Su belleza rompe con la monotonía gris de la capital moscovita y es una muestra de la opulencia zarista. No debemos de olvidar que fue el conocidísimo Zar Iván IV, o lo que es lo mismo el Zar Iván El Terrible el que mandó construir este espectáculo de colorido y formas, que fue terminado a finales del siglo XVI.

 Catedral de San Basilio

3.  Y seguimos hablando de Moscú. La capital rusa posee el metro con más usuarios del mundo, uno de los más espectaculares y fotografiados del mundo. El conocido como “Palacio Subterráneo”, fue inaugurado en 1935 y parece a simple vista una prolongación del Palacio de Invierno, con sus impresionantes mosaicos, sus lámparas de araña y esculturas de obreros y trabajadoras, los héroes de la nación. Imposible recorrer sus 185 estaciones y sus más de 305 kilómetros de longitud, divididos en 12 líneas.

Metro Moscú 2

Metro Moscú

4.   Uno de los últimos pueblos nómadas que todavía existen en Rusia son los Nenets, que habitan las tierras de la península de Yamal. Los Nenets dedican su vida al pastoreo de sus ciervos, recorriendo las inmensas extensiones de la tundra (aproximadamente 1000 km al año, incluyendo los 48 kilómetros sobre el helado río Ob) bajo unas condiciones extremas de temperatura (de entre -50º en invierno a unos 35ºC en verano). Para poder sobrevivir, el pueblo nenet viste un ropaje típico, el Yagushka, creado con pieles de 8 ciervos. Además, poseen un curioso lema: “si no bebes sangre caliente ni comes carne fresca, estás condenado a morir en la tundra”.

Nenets

5.   A 45 km de San Petersburgo se encuentra el espectacular Palacio de Gátchina, o lo que es lo mismo, el “Versalles Ruso”. Construido entre 1766 y 1781 por petición de Catalina II  para honrar a su favorito, el Conde Orlov, que había liderado el golpe de estado que le permitió ser emperatriz. Tras la muerte de ambos, el gran Duque Pablo, hijo de Catalina se convirtió en emperador de Rusia, y Gátchina alcanzó el estatuto de Ciudad Imperial y residencia oficial de los emperadores rusos. Después de sus múltiples reformas, de soportar revoluciones y revueltas, el Palacio de Gátchina mantiene su espléndida belleza y es, junto con San Petersburgo, Patrimonio de la Humanidad. A pesar de su fachada sobria y de líneas rectas, en su interior podemos realizar un espectacular recorrido por el clasicismo europeo, con múltiples referencias italianas y francesas. Imprescindible la galería Tchema de estilo neoclásico, un goce para los sentidos.

Palacio de Gátchina

Palacio de Gátchina intertior

6.   Y si hablamos de magnificencia soviética y esplendor artístico, no podemos olvidar la gigantesca estatua de la Madre Patria. La también conocida como ‘La Madre Patria llama’ se encuentra en Volgogrado (la antigua Stalingrado) y es una mole de 85 metros de altura de los pies a la punta de la espada (105m con el pedestal). Situada en la colina Mamáyev Kurgán, junto otras gigantescas esculturas de piedra y una llama eterna, conmemora la victoria soviética durante la gran Batalla de Stalingrado en la Segunda Guerra Mundial.  En 1967, año de su creación, se convirtió en la estatua más alta del mundo, título que le arrebató años después el Buda gigante de Lushan (China).

Mama Patria en Mamáyev Kurgán7.  La Navidad no se celebra en Moscú el 25 de diciembre, sino el 7 de enero, según marca el calendario ortodoxo. Ese día, según la tradición, los moscovitas deben ayunar, alimentándose sólo de agua y semillas de trigo. La gran celebración se deja para la noche, cuando se realiza un gran banquete para cenar. Y más curiosidades navideñas: Los niños no esperan a Papa Noel en sus casas para que les reparta regalos, si no a “Ded Moroz” (el “Abuelo frío”) que viaja junto a su nieta Snegúrochka (“Nievecita”).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA8.  Ya que hablamos de tradiciones y comidas, qué mejor que unos blinis. Las  tortitas gruesas de pequeño tamaño que se pueden comer tanto como postre (con crema y fruta fresca) o en platos salados con distintos rellenos. No sabríamos decirte en que forma están mejor. Te lo dejamos a tu elección.

Blinis9.  Como olvidarnos de Sochi, la reciente sede de los Juegos Olímpicos de Invierno. La ciudad balnearia a orillas del Mar Negro, situada entre las montañas nevadas del Cáucaso, ha sufrido un cambio espectacular. A pesar de sus problemas con las instalaciones deportivas durante las olimpiadas, no podemos negar que el cambio en Sochi ha sido para bien. Estrena  aeropuerto nuevo y sus vías de acceso a la montaña han sido restauradas. Para los amantes del deporte y la montaña, Sochi es su destino en 2014. Necesaria paradas turísticas: en el Parque Natural de Sochi y en el mirador de la torre que hay en la cima de Ajun, desde donde se puede contemplar a la vez la cordillera del Caúcaso y el mar.

Sochi JJOO

10.  Y para rematar, otro poco de naturaleza. No podemos olvidar la Cueva Orda, la gruta subacuática más grande de Rusia y la mayor de yeso de todo el mundo, que se encuentra bajo los Montes Urales. Sus cuevas, de 17 metros de profundidad, forman un laberinto de yeso de casi tres kilómetros de largo, cubiertas por aguas heladas que llegan a alcanzar los 40º bajo cero. Además, la Cueva Orda alberga muchos misterios, pues,  según una leyenda, habita en su interior el fantasma de la Dueña de Orda.

Cueva Orda

Si tras estas 10 curiosidades tuviéramos que elegir un lugar para visitar en 2014, creo que ya no lo dudaríamos.

Anuncios

Una respuesta a “10 cosas que seguro no sabías de Rusia

  1. Pingback: Destinos top para el verano | Blog de Politours·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s