Degustando el plato nacional belga

Si vais a Bélgica y no degustáis unos ricos mejillones con patatas fritas no habréis conocido a fondo la rica gastronomía flamenca. Hoy os desvelamos las razones por las que  los moules-frites o mosselen met friet han alcanzado su fama internacional. Bon Appétit!

Mejillones belgas portada

Los mejillones eran recolectados desde hace siglos por los habitantes de la costa holandesa de Zelanda, pero no fue hasta el siglo XV cuando se descubrió que una vez pescados y en remojo, los moluscos seguían creciendo y eran aún más sabrosos. Esta nueva técnica facilitó su transporte por los ríos y canales de Bélgica.

Tal fue el éxito del comercio de mejillones, que se libraron varias batallas por la propiedad y acceso a los bancos de recogida, hasta el siglo XIX, cuando se adjudicaron parcelas de cultivo  a los pescadores.  Fue entonces cuando en Flandes y Bruselas surgieron numerosos restaurantes de mejillones en la ruta que seguían los barcos por el río Escalda. El resto, como se dice, es historia…

Rio Escalda

Curiosidades molusqueras

Y tras esta lección de historia y gastronomía, te resolvemos las preguntas más habituales sobre el consumo de estos ricos productos marinos:

¿Cómo se preparan los mejillones belgas?

La receta de los “mejillones a la flamenca” es bien fácil y se ha mantenido prácticamente invariable desde el siglo XIV: sal, pimienta, apio y perejil. Si te suenan mucho estos ingredientes, es que son los mismos que se utilizan para preparar “mejillones a la marinera”. Has acertado, la receta es universal. El toque distintivo belga que marca la diferencia con el resto de países es la unión con las patatas fritas. Si además acompañamos el plato con una rica cerveza, la combinación no puede ser más belga. Plato nacional per se.

¿Por qué las patatas fritas?

A finales del siglo XIX a los propietarios de los puestos de patatas fritas de Bruselas y Amberes se les ocurrió juntar los ricos mejillones con las patatas. Esta unión inspiró a los más ilustres chefs de la zona, que lo incorporaron también a sus menús.

Mejillones belgas

¿Dónde podemos comerlos?

En cualquier bar de Bélgica, aunque hoy nos decantamos por el nuevo restaurante en Amberes de Sergio Herman con 3* Michelin: The Jane.

¿Cuándo es temporada de mejillones?

Si quieres degustar estos ricos mejillones, lo mejor es viajar a Bélgica en los meses de mayo a agosto, cuando es su temporada de consumo.

¿Cómo saber si se pueden comer?

Existe un truco del siglo XIX para detectar si un mejillón está en mal estado: se coloca una cuchara de plata en la cacerola mientras se hierven los moluscos, si se vuelve negra, es que alguno es venenoso.

¿Cuántos mejillones comer?

Prepárate para comer en cantidad porque la ración habitual de mejillones en un restaurante belga es de 1 Kg por cabeza. ¡A lo grande!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s