Un viaje diferente por Japón y los rituales japoneses

Una de las razones principales que mueven al viajero hacia un destino como Japón, es la inquietud por conocer una cultura muy distinta a la que estamos acostumbrados en nuestros países de origen.

 Si algo llama la atención del país asiático son los múltiples rituales que forman parte de su vida cotidiana y que sin duda, han ido conformando la historia del país.

Año Nuevo Japonés

Es una de las fiestas más importantes dentro del calendario Japonés. Hasta 1873 se celebraba al inicio de la primavera con el calendario chino, pero desde entonces decidió llevarse a cabo el 1 de enero.

 Es la época en la que los japoneses dedican casi todo su tiempo a los familiares y al cuidado y limpieza del hogar. En estas fechas se entregan los seibo, o regalos elegidos para aquellos de los que se ha obtenido ayuda durante el transcurso del año.

El uso de los palillos

Todos conoceréis la costumbre japonesa de comer con palillos pero… ¿sabéis su origen?

Cuenta la leyenda que en la época de los reyes Yao y Shun, el soldado Da Yu tenía como misión encauzar las aguas del río causante de terribles inundaciones de la región. En su aventura, el soldado llego hambriento a una pequeña isla y sacó una olla muy caliente. Para no desperdiciar tiempo, cortó dos ramas para sacar la carne y comenzar a comer. Poco a poco, se fue extendiendo el uso y la destreza de estas nuevas herramientas con el fin de no quemarse ni mancharse las manos.

coger palillos

Cuidado del Bonsái

Si algo representa la unión del hombre con la naturaleza es el cultivo y el cuidado del Bonsái, el cual puede vivir incluso más de 100 años.

Los japoneses adoptaron el arte del bonsái de la cultura China, durante el siglo XII (periodo Kamakura), y fue mejorado por los monjes budistas en los monasterios. Además, este arte, se convirtió en entretenimiento para los aristócratas y en un símbolo de riqueza.

Los jardineros se entregan totalmente a la creación de escenas, cortando cuidadosamente las ramas. Para ello, utilizan en algunas ocasiones los hilos de alambre con el fin de esculpir la materia viva.

Ceremonia del Té

Como una parte muy importante de la cultura japonesa existe la ceremonia del té. Un ritual influenciado por el budismo zen que se realiza en presencia de invitados.

Una ceremonia de té completa, tiene una duración de unas cuatro horas y va acompañada de comida (chakaiseki) y dos clases de té (koicha y usucha). Está marcada por un ambiente de gran serenidad, en el que se cuida mucho la estética.

Los japoneses pasan décadas para dominar el arte, la artesanía y todos los aspectos que engloban la celebración de la ceremonia. Como parte de la educación en Japón, supone en muchas ocasiones una lección de humildad, en la que nuevamente se le da importancia a los aspectos de la naturaleza como el brillo de la luz, el agua, el carbón vegetal ardiendo…

dv1806040

Celebración de Cumpleaños (otanjobi omedetou godaimazu).

¿Alguna vez os habéis preguntado cómo se celebran los cumpleaños en Japón?

Durante la era Meiji (1868-1912), tan sólo se celebrara el primer cumpleaños ante la alegría de que un niño  ya había vivido un año con salud. Según la tradición la llegada a los 20 (momento en el que se alcanza la mayoría de edad) se celebra con el Seijinshiki, celebración en la que las mujeres usan sus mejores kimonos y los hombres sus mejores trajes. Los 60 años también es una edad muy importante para los japoneses y es celebrada con el evento conocido como Kanreki (volver), en el cual se regala un sombrero y una chaqueta de color rojo según la tradición, para ahuyentar a los malos espíritus.

Poco a poco, debido a la globalización, los japoneses van adquiriendo cada vez más costumbres occidentales para la celebración de sus cumpleaños.

La felicidad

No podemos olvidarnos de Amida. Ella es la diosa encargada de llevar las almas purificadas a la mansión de la felicidad, siendo éste uno de los rituales más conocidos. Con el fin de asegurar la felicidad de los habitantes de la casa, se enciende durante el atardecer una varita de incienso de loto en todas las habitaciones y se coloca al lado una flor blanca en un vaso de agua. Al mismo tiempo se le pide a la diosa la bondad de propiciar dicha felicidad a todos los que habitan en el hogar.

¡Que seáis muy felices en vuestro viaje a Japón!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s