Un paseo por los primeros mercadillos navideños

Estamos aún en noviembre y ya comienza a oler a Navidad. Las primeras luces y los primeros adornos van repartiéndose y vistiendo las calles de las distintas ciudades del mundo. Algunas de ellas, con un encanto especial, por la nieve, el clima o el entorno, se convierten en estas fechas en auténticos escenarios de cuento.

navidad-ayuntamiento-1

Los primeros mercadillos de Navidad, que forman parte del decorado de estas fechas, están ya instalados en algunos lugares como Viena, ciudad donde se establecieron durante el año pasado más de 1100 kioskos y 21 mercados permanentes, junto a otros temporales y pequeños puestos. El más conocido es el “Wiener Christkindlmarkt und Adventzauber”( Mercadillo del Niño Jesús y de la magia del Adviento),  con más de 150 kioskos. Los distintos puestos ofrecen todo tipo de artesanía y obras de arte, además de diversas representaciones para los más pequeños. Para aquellos que simplemente quieren disfrutar de Viena, hay distintas alternativas (menos navideñas) como el disfrutar de la bebida típica del “punsch” o escuchar a los diferentes DJs en diferentes rincones de la ciudad.

Otro de los espacios navideños que no podéis perderos en vuestra visita a Viena, es el Palacio Barroco de Schönbrunn, conocido como el palacio vienés y rodeado en estas fechas de puestos prenavideños, con una variada oferta de artesanía tradicional y dulces típicos. Unos 80 expositores de toda Austria abrirán desde el 22 de noviembre hasta el 26 de diciembre. Además, se llevarán a cabo conciertos y actividades infantiles, y una gran feria y fiesta de Fin de Año.

Pero si hay algo que hay que hacer, mínimo una vez en la vida, es viajar hasta Flandes y pasear por sus numerosos mercadillos e impregnarnos de su ambiente navideño. Diciembre se convierte en una de las mejores fechas para disfrutar de su encanto y las distintas alternativas de ocio que ofrece.

los-mejores-mercados-de-navidad-de-europa-1-503

Las esculturas de hielo y nieve, (del 29 de noviembre al 11 de enero), la noria y pista de patinaje (del 6 de diciembre al 4 de enero) y su mercadillo navideño, convierten a Amberes en un lugar para pasar las mejores navidades.

Brujas, caracterizada por sus calles empedradas, los carros de caballos o las barcas que recorren los canales entrelazados, convierten a la ciudad en un lugar de ensueño, sobre todo en diciembre, época en la que la nieve y los distintos mercados hacen aún más bonito este lugar.

Bruselas, con el monstruo de hielo y el espectáculo de luz y sonido (además de, como no, su conocido mercadillo), Gante y su pista de patinaje o Lovaina con sus conciertos y cerveza especial de navidad, son otros de los lugares que no dejan indiferente al visitante durante estos días.

De esta manera, Flandes se transforma en el destino más cálido del invierno y en una ocasión única para tener una estancia de ensueño y vivir el auténtico espíritu de la Navidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s